Osteopatia

La osteopatía es una terapia desarrollada por el norteamericano Andrew Taylor Still en 1874, para ayudar al tratamiento de enfermedades cuyo origen se encuentra en la pérdida de la integridad estructural.

A través de técnicas manuales siempre en manos de profesionales la osteopatía ayuda a aliviar las dolencias musculares y contribuyen a restaurar el equilibrio orgánico natural del cuerpo. Con estas técnicas se reestablen las condiciones naturales del aparato músculo-esquelético, visceral y se corrigen las alteraciones cráneo-sacras.

El tratamiento idóneo a emplear deberá ir acompañado siempre de una evaluación previa del paciente por parte del fisioterapeuta para así determinar la lesión que este presenta, determinar su origen y emplear la técnica correspondiente. Entre las técnicas terapéuticas presentes en la osteopatía se hallan los ajustes vertebrales, las técnicas de energías muscular, los estiramientos y movilizaciones entre otras.

Dentro de la osteopatía, se distinguen tres tipos según donde se halle la parte del cuerpo que presenta la dolencia:

Osteopatía estructural:  se emplea para corregir disfuncionalidades del aparato locomotor.

Osteopatía visceral:  Esta técnica sirve mejorar la movilidad y funcionalidad de las vísceras gracias técnicas manuales de recolocación de músculos, vísceras, consiguiendo así un mejor riego sanguíneo y un mejor flujo de movilidad.

Osteopatía sacro-craneal trata de estimular la curación mediante el uso suave de presión de las manos para manipular el esqueleto y los tejidos conectivos, especialmente el cráneo y el sacro. Contribuye al beneficio de numerosas dolencias tales como el estreñimiento, la escoliosis, la migraña, el asma, dolor de cuello y alteraciones del sueño entre otras.

Entre los muchos beneficios que presenta la osteopatía hallamos los siguientes:

-Ayuda a eliminar problemas del aparato locomotor tales como dolores musculares, contracturas, problemas en ligamentos, articulaciones etc..

-Contribuye a disminuir trastornos del sistema respiratorio tales como la tos, sinusitis, bronquitis etc..

-Mejora trastornos digestivos tales como la hernia de hiato, estreñimiento, ardor o color irritable.

-Mejora a reducir el estrés, la ansiedad y dolores tensionales.

-Ayuda a disminuir problemas de tipo génito-urinarias: incontinencia, cistitis, trastornos menopáusicos etc…

-Se recomienda en caso de lesiones deportivas: tales como rotura s fibrilares, esguinces o luxaciones.