Pilates Clínico

El método Pilates fue creado en 1920 por Joseph Pilates para trabajar la mente y el cuerpo de forma conjunta controlando en todo momento la concentración, control, centralización, precisión y respiración.

Gracias al Pilates y a través de ejercicios con pocas repeticiones y bajo desgaste se consigue reeducar el cuerpo sin dañar nuestros musculos y articulaciones. De esta forma, el llamado Pilates Clínico sirve de apoyo al trabajo de rehabilitación ante cualquier tipo de problema muscular o articular.

El Pilates Clínico consta en primer lugar de una evaluación personalizada e individualizada por parte de un fisioterapeuta colegiado para determinar las problemáticas del paciente y así poder elaborar un programa de ejercicios acorde a las necesidades físicas y médicas del paciente.

La presencia de un profesional que vigile y controle cada uno de estos ejercicios garantizaran que el paciente evite posturas incorrectas y así evitar dolencias.

Entre los muchos beneficios del Pilates Clínico  encontramos los siguientes:

– Tonifica y fortalece la musculatura para así conseguir un equilibrio de movimiento.

– Aumenta nuestra flexibilidad sin poner en peligro nuestras articulaciones, ligamentos o tendones.

– Corrige la postura corporal , mejorando a su vez la rigidez corporal, gracias al estiramiento y fortalecimiento de los músculos.

-Disminuye los dolores musculares y ayuda al tratamiento de disfunciones articulares y/o musculares, rehabilitación cardiopulmonar entre otras patologías.

– Mejora la coordinación gracias al control de la respiración que exige el Pilates.

– Mejora la estabilidad central y la propiocepción.

– Ayuda a disminuir el estrés.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad